Es que ni un mísero blog me voy a sentir libre…

Ni en estos lares modernos, coquetos y asquerosos pero apetecibles uno puede encontrar

la tan ansiada cosa que no existe: la libertad, no la de expresión (que si) sino la de vivir.

La gente son como perros en el camino de la huerta: ¡PELIGRO DE MUERTE! cadenas de

hierro oxidadas, perros que te pueden matar y tú solo ibas a por peras al peral.

El asesino de perros cuando llegue se encontrará al sarnoso dormido.

Me siento afortunado de estar lejos de todos, vivir con mis mitos, flaquezas…

Las vecinas planean contra mi una caza de brujas, a veces me dicen:

¿Que tal tus cuadros? ¿Bien? ¿Que ya no pintas?

Que guapas que están con sus tobillos hinchados, repletos de sensualidad.

Me gustaría un blog solo para insultar a la gente e incrementar mi odio

hasta la punta de la torre Eiffel. No quiero poesías ni literatura ni siquiera

buena música, quiero quemar todo lo que no ha podido arder,

el viento silba esta canción…

Por Germán Piqueras

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s