MY LEFT FOOT/MI PIE IZQUIERDO (1989, JIM SHERIDAN)

Quería hablaros, a todos aquellos que no la conozcáis, de una gran película en todos los sentidos: Mi pie izquierdo. Y quería hacerlo olvidando incluso datos objetivos sobre la película tales como decir que los ganadores del Óscar en 1990 gracias a esta película fueron Daniel Day-Lewis y Brenda Fricker (al mejor actor y mejor actriz secundaria respectivamente) y otras muchas cosas.

Ha habido y habrá siempre una gran cantidad de películas dedicadas a artistas pero ésta es especial en muchos sentidos porque trata sobre un enfermo de parálisis cerebral; Podría ser mucho más dura pero no lo es. Porque no lo es. ¿Y esto es? Que los enfermos son personas, PERSONAS, como nosotros y esto se demuestra en que algunos de ellos pueden llegar a ser artistas, ¡hombre! Como nosotros (los no enfermos, aunque (y esto es muy filosófico) todos estamos enfermos)… es decir, el intelecto nunca se daña (hablo sin conocimiento ni médico ni científico pero con, espero, una gran intuición)… y hay otra película (película-documental) que lo corrobora, que no es otra que la afamada en su ámbito “¿Qué tienes debajo del sombrero?” (historia de Judith Scott, escultora, ah! Y también tiene síndrome de down y es sordomuda, aspectos claramente secundarios… Judith Scott es escultora, mejor que muchas y peor que otras, pero escultora).

Quiero decir con todo esto que a mí y espero que a nadie le valga el “yo no puedo”, aunque yo creo que en casos como el de Judith o el de Cristy Brown (protagonista de “Mi pie izquierdo”) el arte  es innato (como en todos los artistas al fin y al cabo) y con esto no quiero decir que ya nació sabiendo pintar o escribir, no. No seamos hipócritas. Pero sí nació con unas cualidades que a través de las mismas vivencias que los otros niños también vivían, él desarrolló (y ella), evolucionó y moldeó hasta convertirlas en textos y cuadros. Es decir, su arte siempre estuvo ahí y encima tuvo la suerte-oportunidad de poder desarrollarlo (encima viviendo en una casa con mil hermanos y sin luz, por poner dos ejemplos que podrían servir como excusa a un artista snob del siglo XXI para no crear y no estar… inspirado).

Pero el caso de esta película nos hace reflexionar, una vez más, en un artista en concreto y esto es lo que nos hace reflexionar o preocuparnos u opinar sobre el concepto “arte”.

Mi opinión personal es que el arte solamente es una necesidad vital que se puede compaginar con todas las profesiones y casi en todos los medios sociales del mundo, solo basta con querer pero, cuando una cosa es necesidad, el “querer” no existe… es como si comemos potaje con cerveza, cava y chocolate a la vez y acabamos vomitando… no hemos elegido vomitar. De todas formas, todo esto que digo solo lo comprenderán quienes sepan de lo que hablo desde la primera palabra.

Ojalá este texto llegara a alguien que lo necesite en el sentido que sea y pueda decirle al mundo quién es con su creatividad, creatividad artesana ya sabéis. Y sobre todo que esa persona que ha leído esto y lo haya comprendido o se haya sentido reflejado con alguna cosa, vea la película.

Daniel Day-Lewis en “Mi pie izquierdo”

 

Por Germán Piqueras Arona

Anuncios

Un comentario en “MY LEFT FOOT/MI PIE IZQUIERDO (1989, JIM SHERIDAN)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s