“¿Por qué todos los jugones sonríen igual?”- Andrés Montes

Cuando el fatal destino se cruza con la juventud

Eran verdaderamente grandes y todos tenían menos de 30 años… ¿James Dean seguiría siendo un “gigante” aún hoy, a sus recién cumplidos 80 años?¿Hubiera conseguido Drazen Petrovic algún anillo de la NBA, algún oro para la selección croata? ¿Qué canciones hubiera seguido interpretando Nino Bravo? ¿Hubiera sido Antonio Puerta el gran futbolista que apuntaba ser? ¿Le quedaba a Nirvana algún himno más? ¿Algún otro mundial hubiera coronado Ayrton Senna? ¿Seguiría dando conciertos Janis Joplin y por tanto hubiera seguido en pie el ideal hippie? ¿Quién cargó el revólver que mató a Brandon Lee? ¿Hubiera sido una estrella el bebé de Sharon Tate y Roman Polansky? ¿Qué pensaría Fernando Martín sobre Pau Gasol y sobre los recientes éxitos de la selección española? ¿O acaso es él quien ayuda en la sombra a esta generación? ¿Era Heath Ledger el nuevo Marlon Brando que claman sus fans? ¿Era Jean Michel Basquiat un producto?

¿Verdaderamente estaban destinados a morir?¿O es que el mundo ya no estaba preparado para ellos? Sus ataúdes aún conservan un cadáver bonito y un silencio funesto que aguarda más que sus propios hechos, en algunos casos quedaron tantas canciones por emocionarnos… tantos triples sobre la bocina para hacernos saltar de alegría o decepción… tantas actuaciones hipnóticas que despertaran nuestra ilusión… aún hoy siguen esperando.

“Amo lo que callas, tu silencio”

No existen aforismos sino trabajo y ataúdes.

Tony Kukoc decía sobre el accidente y muerte de Drazen Petrovic: “Te pones a pensar en todas las emociones, en todos los recuerdos, en todo lo que había pasado y te preguntas… ¿Tan fácil es? ¿Es tan absurdamente fácil que ocurra algo así? Y ya, se acabó”.

“Recuerdo cuando fuimos a ver su madre a su casa, hacía mucho calor y no tenían aire acondicionado… ella estaba tumbada y cuando nos vió me agarró y estuvo gritando como media hora… me acuerdo que yo estaba sudando y ella se agarraba a mí y me apretaba con fuerza… imaginaos lo que es media hora gritando…es mucho tiempo… ¿Qué más se puede decir?”- Dino Radja, sobre la muerte de Drazen.

Ayrton Senna a los 34, Brittany Murphy, Bruce Lee y Soledad Miranda a los 32, Heath Ledger, Nino Bravo, Brandon Lee, Drazen Petrovic y Lucy Gordon a los 28, Jimi Hendrix, Janis Joplin, Kurt Cobain, Jim Morrison y Fernando Martín a los 27, Sharon Tate, Jean Harlow y Dani Jarque a los 26, Tupac Shakur a los 25, James Dean a los 24, River Phoenix a los 23 y Antonio Puerta a los 22… solo por nombrar a algunos…

Son más los que siguen vivos que los que se fueron, pero éstos siempre serán ídolos porque murieron en plena ascendencia, algunos eligieron irse y otros parece que no estaban preparados para este mundo tópico y absurdo. Deportistas, actores, músicos, da igual, eran ídolos por su trabajo y su rostro no cambiará jamás, la cirugía estética nunca se posará sobre sus expresiones y… como decía Andrés Montes (otro que se fue antes de tiempo)… “¿Por qué todos los jugones sonríen igual?”

Por Germán Piqueras

Anuncios

Un comentario en ““¿Por qué todos los jugones sonríen igual?”- Andrés Montes

  1. grande este repaso de los grandes. “No existen aforismos sino trabajo y ataúdes”. Todo lo que podría haber sido es el final que cada uno crearía, por eso el reino de lo posible es la literatura. Tiene relación con tu último post: lo que quedan no son las personas, sino lo que se escribe.
    Perdurabilidad, imagen, huella; son palabras que vienen a la mente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s