Desposorio hipócrita

¿Por qué no dar mi opinión real respecto al amor?,

Estamos atontados todos:

Los enamorados que van de la mano, anulándose la una a la otra,

los solitarios empedernidos de mirada platónica,

las mujeres que bailan sin dolor, revocando escritores crónicos.

Todos confundidos entre oscuridad y noche,

llamando amor hasta al orín de la alimaña,

tomándolo como si fuese la vida en sí:

Primaveras, mujeres desnudas en prados azules,

Y no por ese dolor contrario a la luz:

La reflexión de los dedos sedosos sobre las sienes rudas,

la contemplación atónita de lo que no sucede,

la alegoría de una nariz que cae para ser romero.

Nada de eso. Realidad son motivos de gozo y dolor,

amor aquello que no embauca,

opinión disputa,

boda nada.

Nos dimos las manos y los pies, con los veinte dedos y las veinte uñas,

y entonces sí, unión fue controversia, dolor y vida.

 

Esta es la poesía seleccionada para el libro “Memoria y euforia” de la Editorial Hipálage y que ya está a la venta en http://www.hipalage.com/ , que escribí hace unos meses.

 

Germán Piqueras

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s