Germán se escribe con sangre

Esperaba más de mí mismo

y de mañana

pero ya me dice el agua

de la ducha

al rozar mi cuerpo

cómo será todo

y dado el color

no espero nada

más que lo que me pueda dar yo,

como siempre.

 

El agua es roja

y eso ya es bastante grito.

Cada persona que conozco

es una herida nueva

y otro libro que no escribiré,

cada aliento que huelo

otra excusa para no dibujarme

nariz cuando me autorretrato

trazando un cadáver

y en el papel aparecen

amigos que dejaron de llamarme

porque les dije mi verdadero nombre

y mi verdadero número.

 

Germán Piqueras

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s