Contra casi todo, pero no (realmente solo estoy en contra de ti)

Estoy en contra de las nubes, de las flores y del sol,

en contra de que solo cuando las nubes son blancas son poesía,

en contra de que solo cuando es primavera las flores son flores,

de que el sol sea solo algo que esperamos en la noche,

pues él también necesita descansar.

¿Qué pasa cuándo hay una tormenta? ¿Cuándo las flores marchitas

te indican el camino? ¿Cuándo el sol está podrido?

¿Acaso dejamos de lado a alguien que amamos cuando enferma?

¿Acaso lo bonito no es llorar? ¿Acaso lo siniestro no son vuestras

poesías de un mundo tan idílico que contradictoriamente solo se

puede llevar a cabo pagando?

Cada vez me da más miedo el color rosa, cuando alguien balbucea

alma y sus ojos dicen sexo de una manera tan literal que desprestigian

al mismo. Cada vez me da menos miedo esperar; a la muerte, a mí,

al ayer, es decir, a todas esas cosas que creemos que nunca van a llegar.

Quizás lo único que me guste sea esperar y pensar que los que están

allá, en el cementerio, son igual de importantes que nosotros,

que engullimos macarrones y nos reventamos los tímpanos escuchando

música, nosotros que obviamos el silencio porque nos molesta

cuando sabemos que es de verdad, como nos molesta la muerte y cualquier

otra franqueza.

 

 

Germán Piqueras

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s