El enero que imaginó diciembre -Mañana iremos a bañarnos-

He tocado, besado y hecho el amor con el fondo

y ahora estoy embarazado

del dolor, a punto de parir otros días. Ahora dan patadas,

aún no sabemos si son días o noches,

si la ropa que comprar debe ser negra o rota,

si esos días quieren ropa,

si serán lunes, tedio, caspa o velocidad.

Pero el vientre sabe a viernes. Y a día con luz.

Y las patadas. Las patadas tienen luz.

Yo y el fondo siempre nos quisimos mucho,

es normal que nazca un ángel. Ya rompen sus alas

caderas, estómagos y otros fetiches

para impulsarme como el enero que imaginó diciembre.

 

Imagen0211

 

Afueras de Phoenix (Arizona) o La Borracha (?)

-Siempre al amanecer-

Poesía perteneciente al definitivo “Mañana iremos a bañarnos”

 

Germán Piqueras

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s