BACON & FREUD. LA CONDICIÓN HUMANA

Cada artista tiene su lugar, pues pensar que todos deberían estar en un mismo tipo de museo puede conducirnos a un error. Para un ver un Francis Bacon, no me imagino en un edificio clásico, ni siquiera en una galería de moda en un barrio en auge. No. Me imagino algo acorde a su personalidad, sueño con un espacio parecido al de sus obras: salas anchas y espaciosas, moqueta -o algo similar-, lujo y confortabilidad. Parece indicado, por tanto, que este espacio sea la Sala Marlborough, de Madrid. Este es un lugar perfecto para un cocktail, aunque no se sirvan, en el que Bacon ejerciera de anfitrión. Es fácil por tanto imaginarse al artista conversando de cualquier tema, mientras sus obras son la escenografía de nuestro interior, es decir, quizás sea demasiado pretencioso acercarnos a sus cuadros intentando comprender algo, ver formas o deformidades u opinando sobre colores. Yo percibo esta exposición como un telón de fondo de nuestros nudos espirituales y físicos. Charlemos del tiempo que hace afuera mientras detrás de nosotros se tienden y extienden nuestras entrañas. Y nuestra psicología. Pues alejada de una intencionada comparativa de parentesco familiar, junto a la obra de Bacon se exponen algunos retratos de Lucian Freud, unas de las imágenes más icónicas de la psicología humana. El enredo de sus líneas, es también el de nuestras neuronas cuando pensamos, o cuando vemos pensar. Y de la misma forma que ocurre con Bacon, fantaseo con imaginar que esta parte de la exposición también es el ilustrativo decorado de un acto social en el que se habla de la bolsa, de la compra-venta de pisos o de la tendencia de la moda.

Las obras de Bacon y Freud son un escáner de lo que sentimos y pensamos, quizás por eso no sea necesario acercarse en demasía a las piezas que cuelgan de las paredes de la Marlborough, sino tan solo que aparezcan de fondo en nuestras conversaciones. Pero no únicamente cuando estemos dentro de esta galería, sino cuando salgamos a la acera y nos mezclemos entre el gentío, el tráfico y el anonimato.

(Exposición “Francis Bacon & Lucian Freud. La condición humana”, Galería Marlborough, Madrid. 14 enero-27 febrero 2021)

Germán Piqueras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s