Auto-entrevistas

El orden de las entrevistas va de la más reciente a la más antigua:

VII AUTO-ENTREVISTA OFICIAL A GERMÁN PIQUERAS. FILOSOFÍA TOTAL
Una entrevista para los que me aman, pero sobre todo, para los que intentan odiarme y no pueden porque solo provoco amor…Führer Místico Germán GrandeÚltimo autorretrato del genio españolRencoroso, reprimido, acomplejado y aturdido. Así vemos ahora al que podría haber sido mejor artista de España. Pero Germán se ha quedado en una burda copia barata del genio de Figueras, Salvador Dalí. O eso pensamos. Pero es que este tío ya ha entrado en la treintena y no ha hecho nada en el mundo del arte. Solo algún estado de Facebook para llamar la atención -siempre para llamar la atención- porque la gente como Germán solo sabe provocar, verdad señor imitador de Salvador Dalí?

En primer lugar, sí. En segundo, Buenas tardes y Viva España

Tienes 30 años. ¿Qué coño has hecho con tu vida hasta ahora?

Como bien dices, solo provocar, jugar con la gente para ver sus reacciones, como cuando somos pequeños y les quitamos las patitas a las hormigas, comprobar a través de palabras como “Berlusconi” quienes eran realmente mis amigos. Facebook no es sino la herramienta de darme cuenta que soy un solitario. Mejor dicho: de que soy feliz siendo un solitario

En tus últimas auto-entrevistas prometías muchas cosas, mucha revolución parecía que había en tu cabeza… y al final solo hemos visto cuatro cartelitos de cine en tus redes sociales. ¿Esa es la revolución que tú querías, tu “magnífico” arte? Oh, Germán, eres sumamente diferente a todos: se te ha ocurrido hacer cartelitos de cine y los haces tan, tan, tan diferentes a todo lo que conocemos…

La verdad es que no he tenido mucho tiempo para hacer mucho más. Visto como lo preguntas es ridículo y creo que debo hacer algo para cambiar eso…

Te creíamos valiente y solo eres un dibujante de pacotilla más que solo tiene rebeldía a través de un ordenador… con el Facebook abierto… ¿Por qué no empiezas a aplicarte lo que criticas?

Vaya, es que hoy no has empezado adulándome, haciéndome la pelota como otras veces… como cuando decías que estaba bello como mi bata del baño tomando mis coca colas zero-hot… hoy has ido directamente a la yugular, como queriendo imitar a ese chico que se enamora de chicas jóvenes con un gran corazón, Risto Mejide

No voy de nada, pero si tú te comparas con Dalí, yo me comparo con Risto, obviamente. No he hinchado tu ego precisamente para que salga el verdadero Germán… ése que necesita que lo provoquen para sacar su mejor arte

Efectivamente, soy como Guti, que decía que cuando más se inspiraba, cuando sacaba su verdadero genio era cuando un estadio entero le cantaba “Guti maricón”, en este caso, como no tengo un estadio entero criticándome, ni siquiera diez personas por Facebook… yo tengo que ser ese estadio enfurecido ante un tío con pintas de marica

Pero ahora llevas una estética más “basic”…

Ya no llevo mis leggins ajustados de duende travieso, ahora voy por Malasaña y parezco un gilipollas más. Es una gran ventaja, no me miran tanto y yo siempre he luchado para que no me miren, al contrario que la gente de Malasaña –barrios chic de moda en general-

Uno de tus defectos es que nunca has sabido cuándo parar, que a veces, eres un poco romancero español

Pues como te decía antes, aparte de los cartelitos… algo habrá que hacer, algún hecho…. Daliniano a poder ser…

Embárcate en alguna locura cuerda como las del genio de Figueras…

Últimamente no paro de copiarlo descaradamente… hasta estoy escribiendo la segunda parte de uno de sus libros… Salvador era grande, era amigo de Franco, de Walt Disney y de Alfred Hitchcock, tres grandes hombres. Pero además de estar sentado escribiendo una segunda parte… se me ocurre algo verdaderamente daliniano que hacer

¿A qué esperas para desvelarlo?

No puedo desvelar algo que me va a costar hacer más de un año…

Ah, ¿Pero que es verdad? No te veo con agallas

Ni yo, igual hasta me rajo a mitad… pero no creo

Pero ¿es artístico?

Si me preguntas por si lleva riesgo hacerlo, te digo que sí

Hazlo. No tienes ninguna reputación que perder. Ni ningún prestigio. No eres absolutamente nadie en el mundo del arte

Ni lo seré, ni lo hago para ser alguien, lo hago para calmar mi interior… mis dudas… mi crítica respecto al mundo que me rodea

Bueno, bueno, bueno… pero qué interesante Germán!!

Lo mismo dice mi madre

Que no es cualquier persona…

Si algo he aprendido es a que la vergüenza es una mentira… que cuando te mueres, la gente come bocadillos en la otra sala en la que estás expuesto. He aprendido que no hay nada que perder

¿Y que ganar?

Tampoco. Solo hay cosas que demostrar…

Y como hay que saber cuándo parar (el mejor truco para crear cierto interés, o mejor, interés cierto… es parar). Dejaros así, sin nada, en el momento en el que más abierta tenía la mente para deciros cosas super guays… voy a hacer lo contrario que Raphael y voy a desaparecer (de esta entrevista). No, no voy a ser una Anne Igartiburu, no quiero que os canséis de mi cara ni de mis palabras… solo me quedo aquí, en el interior de España… haciendo lo más daliniano que he hecho en mi vida. Seguidme también por las redes sociales y veréis como, además, sigo haciendo carteles de cine super bonitos y cómo sigo poniendo estados de Facebook super valientes!

“Por unos momentos me había creído Pablo Iglesias. Pero no temáis, yo todavía no puedo caminar sobre el mar.”

Germán Piqueras

Espera… que quiero seguir –espetó alguien desde el fondo del pozo del olvido

Era Germán Piqueras, que quería decirnos algo más…

¡Genio! ¿Se encuentra bien?

¿Quién me ha metido aquí, en este mugriento pozo?

Maestro… me temo que se ha caído usted solo

De repente me hablas de usted, no entiendo por qué

Entiendo que te valoro, sobre todo, después de caído. Nos gusta verte caer,

no te olvides que vives en España, no te olvides nunca que aquí se disfruta

más de las caídas que de los ascensos..

Entiendo entonces, que el respeto se gana a base de golpes

Sí, siempre y cuando estés dentro de un pozo del que no puedas salir,

entonces te valoramos y te respetamos… porque ya no te tememos,

te vemos como a un pájaro dentro de una jaula, entonces podemos disfrutar

de ti sin miedo. El español tiene mucho miedo, es muy cobarde, por eso

torea con una espada escondida

¿Qué pensarán de nosotros las generaciones posteriores cuando vean lo que nos gastábamos en fútbol, que existían los toros, que la gente se drogaba “porque sí”…

No dirán nada porque nos estamos cargando las generaciones posteriores. No es necesario un cambio de nosotros a otro planeta –malditos narcisos- si no morir con nuestro planeta con nuestras consecuencias, con nuestra droga, con nuestra fealdad como humanos. Las partes más bonitas del planeta son aquellas que no hay tenido mucho contacto con los humanos… suficiente reflexión para lo que iba a ser otra auto-entrevista a un artista gilipollas

Ahora que estoy en el pozo, ahora que me respetas, es cuando has dicho, al fin, algo que me da que pensar. ¿No será que el respeto lo es todo?

Germán Piqueras, otra vez. Genio, otra vez

 

VI AUTO-ENTREVISTA OFICIAL DE GERMÁN PIQUERAS

“Recuerdo cuando perdí mi mente… había algo tan placentero en ese lugar, incluso tus emociones tenían un eco en tanto espacio… y cuando estabas ahí fuera sin preocupaciones, yo estaba fuera de contacto… pero no fue porque yo no supiese suficiente, de hecho… yo solo sabía demasiado… ¿Eso me convierte en un loco?  ¿Eso me convierte en un loco? ¿ESO ME CONVIERTE EN UN LOCO?… Posiblemente.”

(“Crazy”, Gnalrs Barkley)

Hoy Germán, o sea yo, comienza escribiendo una cita como en las Tesis que nadie salvo el autor y sus 2 familiares más cercanos leen. Ahora, este artista de los pies al alma vive en la capital de España. Yo llego con la gomina mal puesta, con el nudo de la corbata un poco torcido y con dos arrugas en mi pantalón… en mi maletín llevo todas las preguntas bastante desordenadas… esta noche no he podido ni dormir, los nervios de tenerme otra vez delante han dejado paso a este fascinante caos hispano.

Me dirijo a un conocido y céntrico barrio de la capital que vio triunfar y ganar mucho dinero a Bekcham, Bacon o Antonio Resines y en él busco el edificio donde Germán crea –y a veces, vive-… me abre la puerta un portero que espetando un triste y simple “no sabía nada” hace relucir que desconoce que en ese edificio viva uno de los grandes emblemas del arte europeo actual. Subo en el ascensor y me miro al espejo; estoy guapo, pero lo estaré más cuando me abra. La puerta!!! Dos timbrazos y de fondo, ya escucho arrastrar unas viejas zapatillas de oso. Es él. Lo encuentro deslumbrante, sin afeitar, en calzoncillos y con una vieja bufanda negra. Germán tiene cara de haber desayunado bien, como Bertín Osborne… y me invita a pasar a una especie de, como él mismo llama, “sala de creación”. Me ofrece un batido de chocolate “Puleva”… “de los del pack de 6, que salen más baratos”, me dice Germán… intimidándome como pocos hombres lo hicieron. Pero es que… soy yo mismo … ¿Cómo no me voy a intimidar con mi propia alma delante en calzoncillos? Qué tristeza recurrir a la palabra “calzoncillos” para que la gente – o mis familiares- me lean… pero más triste es escribir que pasa todo eso cuando realmente estoy solo delante de mi ordenador haciendo ver que me auto-entrevisto, me digo a mí mismo.

10723545_10152604547003241_306757643_n

Germán Piqueras, el viajante, el pintor, el escritor, el creador. Cómo con tan poco se puede sacar tanto!

O sea, al revés.

¿Cómo es tu experiencia de vivir por primera vez en una ciudad?

La verdad es que me he adaptado bien pero noto mucho las distancias… ten en cuenta que yo he vivido muchos años en tres pueblos diferentes: Requena, Valencia y Barcelona. Entonces, el tema de la mentalidad y tal se nota bastante… en una ciudad la gente es más abierta y uno puede opinar libremente casi de lo que quiera.

No entiendo cómo vas vestido así… con muy poca ropa y una bufanda y calcetines… ¿Por qué?

Como le comentaba el otro día a mis compañeros de piso mientras me calentaba un arroz tres delicias con mi bufanda –y nada más-. El frío entra por la garganta… así que hay que protegerla… y, además, cuando uno tiene un buen cuerpo de manera natural. Repito, de manera natural… hay que enseñarlo a todas horas y a todas las personas que te encuentras. Mi mejor lienzo es mi piel.

“Mi mejor lienzo es mi piel” ya tenemos un buen titular jejejej y además, sin tatuajes…

Tengo la suficiente clase como para no hacerme tatuajes. El suficiente estilo como para protegerme con mis manos, mis piernas, mis ojos, mi nariz… esas son mis herramientas. Y sí, estoy diciendo que tú, persona que lleva tatuajes… no tienes el suficiente estilo.

¿Qué es el estilo?

El estilo es Gnarls Barkley cantando “Crazy” sudando sin perder la compostura. Adoro a ese negro gordo.

Tienes la mirada triste del Greco…

La tenemos, querido entrevistador… con estos ojos es imposible no ver la vida como la vemos o decidir auto-entrevistarnos.

Tu vida es como una película de hace cuarenta años, teniendo el talento suficiente como para hablar de ti mismo sin que la gente te vea el ego grande, como sí pasa con algunos poetas de poca monta –de los cuales nunca me canso de hablar-…

¿Querías decir eso de los poetas y no sabías cómo? No tiene mucho sentido desarrollar la pregunta así de no ser porque te quieras meter con alguien que lo merece. Pero contestando la pregunta de la peli… sí, yo me siento como la peli que ven Brad y Janet ven en la canción “Science Fiction – Double Feature” de “The Rocky Horror Picture Show”. Me siento así, con esa cadencia, con esa personalidad, con ese todo.

¿Qué te pasa con los poetas?

Pues que no existen, que la poesía está en todo y en todos. No me caen bien los poetas que conozco… por eso yo ahora escribo prosa. Los grandes artistas como yo tenemos la ventaja y condición de que podemos expresarnos de mil maneras distintas y… seguramente nadie espera ni sabe qué será mi próxima obra. Ni a qué disciplina pertenecerá. Eso es ser un artista. Como yo. Coño.

Hace poco, en una entrevista de trabajo una persona te dijo a los 5 minutos de conocerte que tenías la capacidad de reinventarte. ¿Eso aparentas?

Me gusta, lógicamente y al ser español, aparentar. El único secreto es que intento sorprenderme a mí mismo con muchas cosas… y si lo consigo, los demás, es decir, el rebaño… lógicamente también se sorprende. Es fácil sorprender en este país. Vístete todo de negro, no te hagas tatuajes, una camiseta básica blanca… Voilà! Ya no eres como nadie!

¿Nos tenemos que creer que ahora eres madridista?

Uno siempre nace y muere del Madrid. Aunque por en medio hayan despistes o, como en mi caso, “veinte años de ignorancia” que así es como defino mi barcelonismo. Yo he estado a punto muchas veces de hacerme del Madrid… cuando se fueron mis ídolos Laudrup, Figo, Celades o Djordjevic del Barça al Madrid… yo me planteaba qué era la verdad. Y la verdad es el Madrid. Además, no puedo ser del único equipo del mundo que prohíbe banderas (constitucionales) de algún país en su estadio. Mi moral me lo impide.

¿Cómo quieres que te crea si nombras a Celades?

Créeme… además, te diré que no hay gente del Barça… ellos primero son anti-madridistas… lo cual no hace sino darle más importancia a mi Madrid. ¡Hala Madrid!

El ser humano puede cambiar o reinventarse….?

No sé… pero yo veo a Laudrup vestido de blanco inmaculado y me lleno de orgullo y creo, por primera vez en el cambio del ser humano. Ser de un equipo toda la vida no es ser fiel… puede serlo… pero no por ser de algo toda la vida te conviertes en fiel. Yo me considero fiel, por eso he sido honesto al cambiar. Seguir siendo del Barça era una infidelidad a mi moral.

Aún así, siempre habrá una parte de tu corazón que será del Barça…

Por supuesto, eso es normal. Veo con melancolía aquellas tardes de lluvia de los 90, sufriendo cada vez que el Barça perdía… la de veces que llegaba ilusionado a mi casa para poder ver al Barça. El Barça, el barça, el barça… qué pena que ellos no traten igual a su afición. Se pierden muchas cosas como Ronaldo, yo mismo…

Més que un club, sí. Un partido político.

Hay gente que todavía piensa que hablas de fútbol cuando hablas de fútbol…

Sí, yo no entiendo a la gente. Hablas de fútbol y creen que estás hablando de fútbol. Cuando el fútbol, un deporte de mafias asquerosas, es uno de los deportes más aburridos que hay. El fútbol es solo una metáfora para que la gente más baja me entienda, con el fútbol puedo llegar a todos. Si hablase de otros temas, mi circuito se cerraría. Pero lo que digo sobre el fútbol lo digo sobre la vida. Todo es lo mismo. Recuerdo una tarde, con amigos pintores que yo intentaba explicar todo lo que decían ellos pero futbolísticamente… y yo les ponía ejemplos de fútbol y ellos me miraban en plan “qué hace este tío tan vulgar hablando de fútbol?” No se daban cuenta de que estaba hablando de ellos. Es muy divertido hablar de fútbol, más que verlo.

¿Algún cuadro pintado en Madrid?

Querido entrevistador, cada respuesta de esta entrevista ha sido un lienzo, pura prosa. Una idea para algo que no sé todavía que es. Pero que luego comenzaré. Creo que mis próximos trabajos van a ser performances, aunque no se puede decir que no haya hecho… solamente que no han sido grabadas.

¿Qué clase de performances?

Performances que hasta el mismo día que las haga no sabré nada de ellas. Buscando, cómo no, la previsible reacción de la gente ante algo que les inquieta, que les desagrada… que les molesta. Ver lo que hace Omar Jerez me inspira para creer en el arte, todavía.

¿A qué otros artistas admiras?

Admiro a Adela Úcar, una chica que no es consciente de que es la mejor performer de este país. Sus retos, sus niveles mentales… Adela es grande.

Adela_Ucar_001 (1)

La artista española Adela Úcar

¿Fue Dalí el primer performer español?

Fue de los primeros en ser consciente de que la performance vende más que la pintura -o que hace vender más pintura-. Conozco chicos/as que pintan genial pero son tan aburridos, tan “pana”, tan color marrón, tan faltos de azúcar y sal… que hacen, con su actitud, que su obra no me diga absolutamente nada. Los niños, cuando más se divierten es cuando son creativos… cuando imaginan cosas con sus muñecos y creen, de verdad, que son de verdad. Esa verdad es la que busco.

Y así es Germán, pro-activo, con ganas de trabajar y don de gentes, bien parecido, con experiencia de cara al público y carnet de conducir B. ¿ME CONTRATAS?

Saludos, amigos (me creo muy original, ya sé que sabes que yo sé esto)

 

Si quieres tener este tipo de reflexiones en tu estantería cogiendo polvo no dudes en comprar el libro “Reflexiones para publicar en una red social” a través del siguiente link:

http://www.obrapropia.com/Obras/1399/REFLEXIONES-PARA-PUBLICAR-EN-UNA-RED-SOCIAL

 

V ENTREVISTA OFICIAL A GERMÁN PIQUERAS POR GERMÁN PIQUERAS 

 

“… Pasarán más de mil años… muchos más… yo no sé si tenga amor, la eternidad…” Así retumba el bolero en la puerta del que ya no se considera el mejor artista europeo vivo, porque ahora es humilde. Y pobre. Más pobre que nunca – y por ello tiene el ingenio más desarrollado que el exotismo de Rosy de Palma-. De nuevo, y por quinta vez en menos de dos años, salgo medio desnudo a abrirme la puerta a mí mismo, ya que nadie –oh, pobre solitario- que no sea yo mismo me toca. La puerta. Más soez y vulgar que en otras ocasiones, en las que pensaba que brillaría más rápido y que nadie, encuentro a este Germán casi pueblerino. Pero con una imagen sumamente poderosa.

Los boleros suenan uno tras otro y él, ensimismado a ratos consigo mismo, posa en la cama como la maja vestida de Goya. En su mano eterna sujeta una Coca-Cola Zero caliente, una “Zero hot” como él la llama y mientras traga un sorbo sin hacer ruido, ya que sigue conservando esa clase que solo tienen los poetas que han vivido en Barcelona, me mira como queriendo ser famoso.

Es ahora cuando comienzo a preguntarle cosas, como si yo fuera su amigo, como si la amistad existiese, como si la letra de los boleros que suenan hablaran de nosotros dos. O sea, de mí mismo.

Collagecolor2

Y ya en la cama con la “zero hot” derretida en mi garganta y, no lo olvidemos, sin nadie delante, comienzo a preguntarme cuestiones que seguro que los más de 1.800 fans de Facebook que tengo se preguntan cada noche antes de irse a sus tristes camas. Tristes porque no estoy yo en ellas hablando de Bach, aromas indios y ciudades imposibles.

La primera bomba que me quiero preguntar…

¿Qué es el ser humano?

Si le quitas la política, el fútbol y la religión nada. Por eso la gente habla todo el día de estas tres cosas, para evitar que veamos lo que son: nada.

… ¡una sola alma vale por el universo entero! Lo decía Don Miguel de Unamuno… también la de los poetas y los artistas?

Cuanta más poesía escribe uno, más imbécil se vuelve. Lo único importante en la vida a veces, es estar en contacto con las cosas banales; darle una palmada en el hombro a un pobre hombre del Atleti, pero creerte esa palmada. Nada de fingir. Solo esas cosas son las que hacen palpitar tu corazón. Luego escribes una poesía y puede que hasta te salga algo de verdad.

Qué curiosa tu manera de ver la vida, quién diría que alguien de tu importancia y talento resumiría la vida con ese detallito tan insignificante para el resto de los humanos… eres increíble, pero eso ya lo sabes. Así que cuéntanos qué tenemos que hacer el resto para no ser tan vulgares…

Ser mis amigos, en caso de que os acepte.

Siempre esa fina ironía, ese sarcasmo de voz rota… radica ahí tu belleza?

(sonríe) jeje, bueno! Puede ser… la verdad es que cuando me miro en el espejo ya no me veo defectos… porque a través de mis ojos solo puedo ver mi interior. Y ahí siempre es “El sueño de una noche de verano”.

Qué bonito, Germán… pero por qué será que no te quiero creer?

Por mi tono y por decir la palabra “interior”.

Tú eres de Requena, de quien dijiste una vez que es ella la que se avergüenza de ti y no tú de ella…

Ahora ya es mutuo todo con ella. Pero después de haber conocido Barcelona, Requena me gusta mucho más; la veo más pura. Seguramente, de haber nacido en Barcelona, sería un diseñador snob. Cada día me gusta más Requena, tiene la esencia de la Cruz de la Santa Orden que ya portaba un pintor con el que se me puede comparar, Diego Velázquez.

Cómo cambian las cosas con el tiempo…

Ya no me avergüenza decir que soy de pueblo… de hecho… cuando conozco gente que es de ciudad estoy deseando que me pregunten de dónde soy, para decirles que soy de un pueblo feo y pequeño y así esperar en sus rostros una expresión de sorpresa. Siempre piensan… ¿Cómo has podido salir tú de ese cubo de basura?

¿Cubo de basura? No decías que cada día te gustaba más?

Y los cubos de basura me gustan, son necesarios para tirar todos nuestros restos. Lo que no me gusta es la basura.

Como esa reflexión… todas. Nos haces pensar tanto… ¿No vas a publicar nunca nada?

Creo que una persona como yo molesta, molesta al poeta, al escritor y al dibujante. Porque ellos saben perfectamente que puedo hacer todo lo que ellos hacen… y mejor. Es mejor que me mantengan a la sombra. Mi luz podría deslumbrar.

Delirios de grandeza, como siempre en cada entrevista que, no te olvides, te haces a ti mismo. No te lo creas tanto.

Sé que los jóvenes de este país se divierten de forma muy contraria a mí. Pero no hay que olvidar que yo, de alma, soy más joven que ellos. Y que esa juventud e infancia que siempre llevo conmigo me hacen ver todo con ojos asustadizos. Supongo que por eso, por ser así, aún tengo esperanzas.

¿Cuál es la siguiente?

Vivir Madrid y no –en-.

¿Por qué Madrid?

Porque soy Germán Piqueras y tengo que tomar las mismas decisiones que tomaron Diego Velázquez, Francisco de Goya y Francis Bacon.

Todas las grandes figuras del arte contemporáneo viven o vivieron en Madrid, menos Salvador Dalí. En la foto te vemos con Fabio MacNamara, quizás el segundo artista más importante, tras ti cuando vayas, que vive en Madrid.

Sí. Saludos

Más serio que en otras ocasiones, pero con la misma dulzura grisácea que siempre y seco por el calor de Agosto, Germán nos despide con un chotis… “Cuando vayas a Madrid, chulona mía… voy a hacerte emperatriz de Lavapiés”. Y es que nunca un artista fue tan castizo y europeo a la vez, tan oscuro y feliz, tan de aquí como de ese más allá que no conocemos. Tan auténtico. Y es que, lo sabe hasta el mismo y aún diciéndolo no suena prepotente, sino realista.

Más humilde que nunca.

10462908_10152458944298241_4971760788544623389_n

Yo y él o él y yo

Germán Piqueras

ENTREVISTA 0, EL ORIGEN. (IV Entrevista Oficial a Germán Piqueras por Germán Piqueras)

Hoy es uno de esos días especiales. El terrible sol valenciano está maltratando la cabeza del, según sus propias palabras, “mejor artista español de la actualidad”. Se refiere, me refiero, NOS REFERIMOS a Germán Piqueras, a quien hoy tengo la oportunidad de entrevistar por cuarta vez.

Me dirijo hacia su “Pink Cavern” (como él llama a su casa-estudio), mirándome en el reflejo de todos los escaparates, coches y hasta en la pantalla del teléfono móvil, para estar guapo delante de mí mismo. Me tengo que causar buena impresión. Me gusto, no hay dudas. De lo contrario no haría esta genialidad de entrevistarme a mí mismo, cosa que solo se me ha ocurrido a mí a lo largo de la historia de la humanidad. Me toco el timbre, me abro, luego abro la puerta y me entro, me meto debajo de mi piel (he conseguido lo que Francis Bacon OSÓ Y NO CONSIGUIÓ con sus amantes) y comienzo, de nuevo, esta extraña aventura de ser íntimo públicamente. Como un sostén en un tendedero.

Cadaqués3

Germán Piqueras en el mar

Acaba de morir Manolo Escobar, ¿Existe una manera más triste de comenzar el otoño?

Si llevara una barba, no larga, sino hipster te diría: sí, que haya muerto Lou Reed. Pero yo soy un humilde español de clase media que valora a Manolo, de corazón y con lágrimas putas y puras. Él era la base sólida de nuestra cultura junto a Paco Martínez Soria, José Luis López Vázquez y otros grandes que ahora no vienen al caso. El otoño es tristeza eterna, por eso me gusta.

Y aún sumido en esa tristeza poética sigues creando…

Sigo creando mi propia vida con la ayuda de mis padres y mi novia. Mamarracho débil, de corazón sencillo y débil a quien le cuesta arrancar y creer. Pero que arranca como el tractor heredado… para labrar, como mínimo, como el mejor tractorista de Requena.

¿Te avergüenzas de Requena? (Recordemos que el artista nació aquí)

Más bien es al contrario, ella no soporta mi sombra encorvada y negra. Para mí, Requena es el “Bar Germán”, mi perro sucio, sus ladridos, mi gotelé, el muñeco del Cuervo. Soy demasiado bohemio como para ser comprendido en España (dijo el artista retirándose el cabello hacia atrás).

Merecidos delirios de grandeza demuestras a veces.

Y justos.

Como tus pantalones.

Como mis “London leggins cowboy” como yo los llamo. Tengo unas piernas que debo lucir, ya quisieran todas las mamarrachas tener mis piernas, mi clase y, sobre todo, mi imaginación desbordante de ideas que, en otros planetas, serían becadas…

Tú y las quejas, María de las Dolores… ¡Tienes un TREMENDO complejo de inferioridad!

¡Sí!

¿Te crees en posesión de la verdad?

Yo soy la verdad, el acierto, la virtud, la cara A, un querubín gitano.

¿De dónde viene tu genialidad, es genética?

Viene de las Islas Canarias, del apellido “Arona”, el que me define.

Pero te conocen (por la calle) más por “Piqueras”…

Me da más caché por Pedro, pero nada más… los casos de artistas en mi familia se han dado por parte de mi segundo apellido.

Coméntanos a nosotros, tu público de WordPress tu teoría de los apellidos, que, si no recuerdo mal, nació a mitad de la década pasada.

Mi teoría es sencilla y básica y no es otra que cada uno debe usar sus nombres reales… porque nuestros apellidos nos definen. Empezar a ser natural por el nombre es ser igual arriba que abajo, delante y detrás del lienzo. Que yo sepa, Goya, Dalí, Picasso… eran apellidos reales. No me interesan los artistas que se cambian el nombre, deberían aceptar lo que el enamoramiento de sus padres les dio. ¡Es algo sencillo y básico! Y si me apellidara García diría lo mismo. Sé que me crees.

Pero deja a cada uno que haga lo que le dé la gana, hombre!

Creo que Sara Montiel hubiera sido igual, o más grande, con su nombre real. De hecho, apellidarse García y ser un artista es un reto… y si consigues seguir siendo artista es que eres grande de verdad. Mira Manolo García, José Luis López Vázquez, Paco Martínez Soria, Eugenio (tal cual)… ¿Comprendes ahora mi teoría?

El marketing, querido amigo.

El arte, querido entrevistador.

PRIMER MOMENTO DE FUSIÓN. Pregunta y respuesta chocan y la entrevista renace.

Cadaqués2

Germán Piqueras en el mar, otra vez

Un acto de ego eso de auto-entrevistarse. Supongo que es fácil y resultón hacerlo… seguro que lo haces porque nadie más tiene interés en entrevistarte.

Pero yo te aseguro que hay personas (pero solo personas dulces y decimonónicas) que sí quieren leer entrevistas hacia mi persona y… estoy en una edad muy curiosa para ser entrevistado. No debo dejar escapar esta ocasión por culpa del mal gusto de la gente. Soy un guerrero de las palabras que, como decía no sé quién… son la droga más poderosa del mundo.

Tu arma, las palabras… ¿Y tu escudo?

La puerta de mi casa, literalmente.

Ser literario, artístico, diferente… ¿Qué es lo que más te gusta del mundo?

El baloncesto!!

El baloncesto es lo más importante de tu vida, ¿verdad?

Es lo que más me llena, lo que más adrenalina me ha dado en lo que llevo de vida, me encantaría dedicar mi vida entera a este deporte de guerreros nobles, altos y altivos.

¿Cuál ha sido el jugador más guapo de la historia?

Para contestar a esto me tengo que cambiar de deporte: Guti.

…y Karpin!!

¿Te van más los rubios?

Me gustan los rasgos pseudo-soviéticos. Guti parece un mozalbete de San Petersburgo y Karpin es made in Rusia.  Pero a Juan Carlos Navarro lo considero muy atractivo, más que Eduardo Noriega (ahí coincido con Boris Izaguirre).

Ahora que se pone interesante la entrevista tenemos que despedirnos… cuestión de patrocinadores y publicidad. Esperemos que sigas en esta onda vaselina de auto-entrevistarte durante mucho tiempo. Para culminar con una pregunta arquetípica, pesada y repetitiva… ¿Algún proyecto futuro?

Alguno. Saludos

Y por el mismo camino que vine me voy… He recobrado mis ganas de vivir, de soñar, de sonreír como Amelie. Entraré a esa tienda de golosinas a comprarme unos jamones, unos tiburones y una regaliz. Luego compraré el fanzine MR. AWAKA, me han dicho que  Germán Piqueras tiene algo que ver en todo eso…

Cadaqués

Germán Piqueras, un cisne incomprendido

Autor de la entrevista: Germán Piqueras

Autor de las piedras de la fotografía: Dios

 

ENTREVISTA A GERMÁN PIQUERAS III (Por Germán Piqueras)

Comienzo el año 2013 volviéndome a entrevistar. Nadie podría hacerlo mejor que yo mismo y con esto no infravaloro a los demás, que también, sino que yo sé potenciar todo lo que en mí se puede potenciar, que es todo. Y más. Infinitamente más.

En esta ocasión, voy paseando por la Valencia más horrible, llena de tetes y tetas, de los últimos 100 años hasta encontrarme con el viejo y valioso (desde que vivo yo) edificio donde vive Germán. Huele a Laca Nelly, a perro y a borrachos, huele a 1962, pero no. No, porque andando un poquito más y comienza el aguarrás a clavarse en mi garganta, toso y llamo al timbre. Un timbre sucio de película francesa. Y me abre un descuidadamente cuidado artista latino (hispano-hospitalario-latino) en bata negra, con la oscuridad como fondo, pero no como trasfondo, como él mismo señala: “Yo tengo más luz que tú y Verónica Forqué juntos” y sonríe, mirando hacia abajo, despreocupado por la horrorosa vida que tiene alrededor, pero no en el interior. Su interior reluce como hacía 28 años que no lo hacía. Su interior es astro rey (que no Sandro), el sol. “El solazo valenciano”.

Estás espléndido, Germán, pese a llevar el pelo grasoso. ¿Sabes? Cuando me adentraba en el patio no he podido evitar sentir un pelín de nervios, porque nunca sé con qué me voy a encontrar, de hecho me ha extrañado no escuchar a tu adorado Gilbert O´Sullivan en la lejanía. ¿Dónde estás ahora?, ¿Eres tú?

Me veo muy guapo con el pelo grasoso. Eso y el asco a la sociedad son las únicas razones para llevarlo así, realmente se trata solo de pereza, la mayoría de palabras de esta entrevista son absolutamente de relleno, sensacionalistas y para completar tu falta de talento. Estoy en el lugar que me corresponde: en la negrura, en una negrura llena de agujeritos por las que veo el sol y partidos del Barça. Adoro a Gilbert.

¿Izquierda o derecha?

No creo en el misticismo, creo en las energías.

Entonces la izquierda y la derecha ¿Son temas místicos?

Así es, la gente que sigue ambas ideologías está majareta y embobada, cuando ven y asisten a los mítines creen que están viendo al mismísimo Jesucristo, cuando realmente están ante Judas Iscariote. De todos modos, mis críticas más fuertes siempre serán hacia el PSOE, pues son opuestos a lo que intentan expresar y digo, intentan, porque personas como Pepinhito Blanco no tiene ni el mísero Bachillerato. El PP puede ser muy criticado pero… ellos nunca han proclamado ser diferentes a cómo actúan, Rajoy acepta vivir en la Moncloa. También Zapatero, cuando esto, va en contra de las bases de igualdad que proclamó Pablo Iglesias. Los “socialistas” son la mayor lacra de este país. Luego tenemos a la derecha, hablando de banderas todo el día, obviando cómo va el país… y su economía… y sus puestos de trabajo. Tras todo esto, estamos los demás, a los que nos intentan meter en un lado u en otro. Yo ya solo creo en los meteoritos, bueno, más bien confío. Confío en que caigan pronto sobre este planeta en el que todos intentan diferenciarse, olvidando que la diferencia no debe ser un intento sino “innatez”. Todos compartimos el ADN en un 99,9 %. Luego están los neonazis morenos, saludando como arios con su 1.75 hispano. Por todo esto, y por mucho más, la política me parece algo místico y yo, soy más de energías que, creo, no tienen nada que ver con esos rollos. Mi partido es el arte. Y mi bandera. Y estamos luchando por ir a unos Juegos Olímpicos a competir contra el resto del mundo: nadie saltaría los 110 metros valla como Dalí, otra cosa es que hablemos de velocidad. Pero esas cosas son las que priman en este mundo: quién es el que lo hace más rápido, no mejor.

Ya lo decía Concepción Velasco: hay dos clases de gente nada más, los artistas y todos los demás.

¿Conoces muchos artistas?

Actualmente solo conozco uno: Vicente Perpinyà. Los demás son pintores, actores, cantantes… incluso todo a la vez, pero no me transmiten mucho. Ya no queda gente como Manolo Caracol, aunque se esfuerzan, ¿eh?

Que sí, que sí. ¿Qué fuiste en otras vidas? ¿Estás en tu última reencarnación?

Tengo dudas de si es mi última o penúltima reencarnación, últimamente, mientras leo marca.com pienso que estoy en la última. Estoy pleno. Cuando veo que no soy capaz de conseguir un mísero trabajo de lo que sea, pienso que estoy en la penúltima. Pero no me desmorono y me descargo música de “Carlos Ann” y de “Dinamita pa los pollos”. Cada vez compro menos cosas en el Consum. Atrás quedaron los gloriosos tiempos del Sunny Delight y de pollos rellenos de queso por 10 euros.

Si te digo Erik Satie, ¿Tú qué me dices?

Gnossienne Número Cinco. Tardes en las que apago el teléfono.

Si te digo Grossiene Número Cinco, ¿Qué me dices?

Erik Satie

 Si te digo Erik Satie, ¿qué me vuelves a decir?

Estoy decepcionado con las farmaceúticas de este país. Harto de que sea más fácil conseguir marihuana, cocaína o setas alucinógenas que Diazepán. Y la policía lo sabe, pero no hacen nada, a veces pienso que solo les gusta llevar la bandera de España en el brazo. No se meten al Barrio del Cristo, saben que ahí tienen trabajo y ellos, ya han aprobado las opos. Qué genial. Por eso pensé en ser policía. Eso sí, hay policías maravillosos, como hay panaderos o médicos, es decir, aquellos que tienen vocación y no represión, aquellos que aman lo que hacen. En todos los lugares hay mentes brillantes, en todos los lugares hay mentes decepcionantes. Estamos en democracia y no debiera haber tabús para hablar de cualquier tema PERO creo que España, cada vez más, es un país plenamente comunista: solo hay que pasear por la Avenida de Aragón de Valencia para darse cuenta: en 10 metros podemos ver una familia estúpidamente feliz con el cabeza de familia coronado por una bufanda de cuadros y mucha gomina y si giramos la cabeza, vemos a una persona en la miseria absoluta durmiendo en un cajero. Esa diferencia es cada vez más atroz y horrible, España es una dicotomía absoluta y nadie hace nada, solo salen los indignados con 4 perros a ensuciar la Puerta del Sol sin cerebro. A veces miro la Avenida de Aragón, me quedo contemplándola, como Bécquer se quedaba atónito ante el Monte de las Ánimas, y me digo: si en lugar de haber 40 farolas encendidas, hubiera 5, ¿Cuántas personas de las que están en los mismos cajeros de esta calle podrían comer, aunque fuera un bocadillo? Pero no, según los que mandan aquí, tanta luz es para poder leer a plena luz. Yo me pregunto: ¿Leer qué? ¿Las etiquetas del Vodka en el botellón? Analfabetolandia. Y luego Mestalla, lleno cada domingo. Este mundo es incomprensible.

 ¿Qué forma de luchas propones?

 Es más sencillo de lo que parece: no ir al fútbol, no ir a conciertos, no ir al cine, no comprar NADA: ni libros, ni discos, ni películas. No comprar ropa. Comprar solo comida. Propongo austeridad, una bombilla (o un candil) y una patata para cuatro. Propongo vivir como vivieron nuestros bisabuelos en la Guerra Civil, pero sin bombas. Los candiles incrementarían la comunicación entre abuelos y nietos, las historias que se contaran en la noche harían de los que vienen, seres más creativos y con muchas más luces de las que tiene un Smartphone.

Propongo velas y huevos fritos. Propongo regresar. No propongo huelgas en la que, cada uno, se vaya a cenar a su casa. Occidente es consumo puro y duro. Cerebros reducidos y podridos.

 Sin embargo, tú tienes de todo eso…

Sí, pero yo estoy preparado para un incendio que espero, no llegue nunca. Dudo que Iker Casillas o Xavi Hernández lo estén: ¡se creen héroes!

¿Por qué se creen héroes? Solo hacen que cuatro tontos no piensen durante 90 minutos y sí, Iker, un partido de fútbol son 22 tíos detrás de una puta pelota, te guste o no. Nuestros mejores médicos emigran a EEUU porque aquí… aquí solo existe el fútbol. El fútbol y las banderas.

¡Vivan los Estados Unidos de América! Siento haber dicho “Puta”, no como perdón, sino que lo siento, lo siento y lo volvería a decir.

 “Las gentes sencillas son las únicas que no buscan la felicidad”, proclamaba el poeta checo Vladimir Holan…

Efectivamente. Y yo, admiro a las gentes sencillas, como mi madre: una persona que poca gente sabe interpretar. Simplemente, están en otro plano… pero llega un punto en el que no puedes hacer nada. No puedes hacer que los tontos sean menos tontos porque los tontos, de manera natural, tienden a querer ser más tontos, tienden a tener ideas fijas y potenciarlas, a no querer cambiar nunca. Los tontos son las únicas personas que mueren, porque rara vez se les recuerda.

 No crees en la justicia, ni en quien lucha por alguna idea bélica o patriótica (¿Acaso no es lo mismo?) aunque a esa persona le parezca que está luchando por la libertad…

Tú recurriste a una cita en tu anterior pregunta, así que ahora lo hacemos al revés, te contesto yo con otra de Albert Camus:

“En estos momentos están poniendo bombas en los tranvías de Argel. Mi madre puede estar en uno de esos tranvías. Si la justicia es eso, prefiero a mi madre”. Realmente, los escritores nos dan la solución a casi todo, pero nosotros (o ellos, ya no sé cómo referirme al ser humano, no me gusta indentificarme con él) seguimos hablando de política. Si no me crees, ábrete. Y luego, ábrete una cuenta de Facebook y verás lo que digo. Todo está aburrido, todo es previsible.

No creo en lo que los demás denominan “Justicia”, creo en la justicia visceral, que es la única que existe.

Despídete con algún mensaje positivo

¡Saldremos de la crisis! … o del país. Awaka y Dinamita pa los Pollos.

 Termina aquí la trilogía de entrevistas, sin descartar un “Episodio 1”, como hacen los pesados multimillonarios de “La Guerra de las Galaxias”, eso sí, dudo que sea yo mismo quien me vuelva a entrevistar. Echo de menos preguntas estúpidas.

Os dejo una foto mía para que podáis poner cara a la estupidez, si sois estúpidos, o la brillantez, si sois brillantes:

Foto entrevista 3

Fotaza

Entrevistador, entrevistado y fotógrafo: Germán Piqueras

 

ENTREVISTA A GERMÁN PIQUERAS II (Por Germán Piqueras)

En esta ocasión, para la segunda parte de la esperada entrevista al artista Germán Piqueras nos/me hemos/he desplazado a una céntrica cafetería de Valencia donde Germán, imaginó que tenía enfrente el espectro de un Barón del siglo 18, así, en número, moderno. “Moderno por antonomasia” son las primeras palabras que le escucho balbucear mientras entra al bar buscando una mesa alejada de la gente y su mundanal y chabacano ruido. Hoy queremos/quiero/¡quieren! Que la entrevista sea mucho más profunda que la primera y que abordemos temas más personales y sensacionalistas, vaya, que busquemos la polémica. Me han pedido que, más que una entrevista, sea una conversación. No les voy a hacer caso:


Germán ante el espectro de un Barón del siglo 18 con número

Dime los tres artistas españoles que más admires y el por qué.

No sé si el orden es el correcto, pero sí los nombres: Bernardo Bonezzi, por motivos obvios. Carlos Berlanga, por motivos más obvios y Rafa Benítez, actual entrenador del Chelsea pero, que hizo campeón de Europa a mi Liverpool tras muchos, muchos años. Siempre estaremos agradecidos a Rafa por lo que hizo. La verdad es que ahora no lo deseo tanta suerte en el Chelsea, jeje (sonríe/sonrío/sonreímos, nos empezamos a enamorar), pese a tener la virtud de ser español.

Tengo entendido y más que sabido que la canción  “Como en un espejo” te ha influenciado de sobremanera, así como el repentino fallecimiento de Bernardo Bonezzi.

¿Cómo no? Bernardo es uno de esos artistas que, si fuera británico, hubiera sido un mito eterno. Su canción es toda una vida, subconsciente, deseos que han muerto, me parece un himno total y sin edad, como él y su música. Bernardo era frescura de alma. Esta pasión la comparto con el artista latino Vicente Perpinyà. Para él, el mejor tema de Bonezzi es el tema principal de “Farmacia de Guardia”. Yo pienso que este señor (BB) podría haber sido cineasta, pintor o lo que le hubiera dado la gana. Un artista total e inmortal y una gran pérdida para el arte terrestre. Aunque pocos lo conozcan por el nombre.

Todavía no hemos salido de la Crisis, en la anterior entrevista estabas seguro de que saldríamos. ¿Sirven las huelgas?

Sé que esta respuesta no gustará a los comunistas, pero no. La gente piensa lo mismo un día antes de la huelga, que un día después. Son huelgas de pensamiento, no de trabajo. Los chicos que no van al Instituto lo hacen para pelarse la clase de Mates. Para mí, el ejemplo es China: su manera de expresarse es trabajando, trabajando y trabajando. Y encima te sonríen. Y no llevan chapas, ni intentan vivir del estado. Como sí hacen los políticos. Pienso que el único camino es la creatividad y mi partido político el arte. Quien se dedica o defiende la política es porque no tiene más inquietud que la de arrastrar el pasado, con sus hígados, hasta el día de su muerte. Quienes se dedican a la política son quienes se están cargando el planeta y la sociedad. Actualmente no hay justicia, ni ilusión, ni trabajo y comida, poca. Pero las personas creativas son inmortales, aún así, habría que protegerlas, pues están en peligro de extinción. La gente tiene derecho a manifestarse pero todo está infectado de política. No me gusta la palabra huelga, cada día pienso de manera más fuerte que mi única motivación es ser misionero. El ejemplo de todo lo que estoy diciendo es Javi Poves: No nos hace falta ni un 5 % de las cosas que actualmente tenemos.

¿Crees en el amor? ¿Estás enamorado?

El amor es lo único que puede mover al mundo. Siempre estoy enamorado, solo hay que ver cómo visto y mi cara. Por eso tengo sentido del humor, por el gran amor que profeso al mundo. Ahora solo espero que éste me lo profese a mí. Egoísmo puro y duro.

Hay gente que duda de tu sexualidad: ¿Eres heterosexual, homosexual o bisexual? (¿Y en qué grado?)

Esa duda la tendrán siempre, porque yo también la tengo. Aunque en los bastidores de los algunos de mis cuadros, dejo algunos mensajes que, espero, se descifren en siglos futuros. En ellos dejo todo claro. Me gusta jugar con mi sexualidad y que me miren por igual hombres y mujeres (y viceversa). Cada día soy más Adonis.

¿Qué es lo más bonito que te ha dicho un desconocido?

Una vez, hace seis años (recuerdo hasta el día y la hora), un chico me dijo que mis ojos no mentían: que yo entendía y que se había enamorado de mí. Me encantó. Aquel chico, actor, tenía un gran parecido a Álvaro Bautista.

¿Y una desconocida?

Para mí, todas las mujeres son conocidas. Yo soy una más de ellas. Mi cerebro es femenino-masculino. Por tanto, nada en la boca de una mujer me puede sorprender. Hasta la fecha nada me ha sorprendido. Espero que tras esta entrevista, el número de correos privados aumente a más de 121, que son los que me llegaron la otra vez.

¿Es la pintura la más noble de las artes?

Para mí, sí. Es la más auténtica, artesana y expresiva. Pintas con tu mano y con tu mente. Respeto todas las demás artes, en especial, la escultura o la música (solo a los cantantes). Quiero decir, no me gustan las máquinas, quitan protagonismo a nuestra alma. Un pincel me parece el artilugio más sencillo del mundo y, me parece increíble, que con uno de ellos (que valen menos de un euro) se pueda hacer lo que he llegado a ver. Totalmente increíble. Además, no llevan conexión USB (De momento).

De verdad, ¿Tan buena es “Como en un espejo” de Bernardo Bonezzi?

La melancolía ha ido al gimnasio y ha nacido este monstruo. Sí.

Creo que esta entrevista está siendo peor, menos fresca, que la primera. Así que, te doy vía libre para que cuentes lo que te dé la gana. Háblanos de la unidad de España, por ejemplo.

Me parece necesaria para el “Todos somos uno” que debe aplicarse el mundo, así de sencillo. No hay mucho más que entender: primero la unidad de España, luego la de Europa y luego, la alianza de todos los continentes. Lo veo imposible. Por eso estamos (hablo en representación de la raza humana) intentando llegar a Marte: para separarnos más. Para nuevas conquistas. No me gusta la palabra “Separatismo”. Y quien entienda este párrafo como un discurso fascista, es que no ha entendido nada.

¿Quién va a ganar la liga?

El Barça.

Despídete de todos los internautas que visitan tu blog.

Un saludo cordial a todos. Sé que esperabais más y mejor, pero otra vez será. No todos los días son domingo (gracias a Dios). Hasta pronto.

Ahí se queda, ensimismado y mirando a un Barón que no existe. En la mesa del bar, como los personajes de los cuadros de Picasso. Más abatido, pero más personal y creativo que nunca… Quién sabe qué será lo próximo. Ni él.

 

ENTREVISTA A GERMÁN PIQUERAS POR GERMÁN PIQUERAS

Pasadas las cuatro de la tarde nos adentramos en el estudio de este artista polémico y brillante a partes iguales. Subimos hasta cuatro pisos de interminables escaleras hasta que, por fin, llegamos a una puerta de metal gris coronada por una rúbrica plasmada con un rotulador negro. Se respira óleo y ópera. Tocamos a la puerta. Aunque es él, realmente, el que sale de la puerta y se llama a sí mismo. Nos abre y allí lo encontramos, con una sucia camisa blanca plagada de pins de símbolos castellanos tales como la Cruz de Ávila. “Lo compré en Ávila” – exclama, con una mueca de esas de genio. “Adelante, por favor, no se queden en la puerta”.

Germán nos abre la puerta y la deja entreabierta “Para que el olor a óleo no perfore nuestras almas”.

Todo está rodeado de arte. Hasta las manchas del suelo parecen hechas a propósito. Hay esculturas, cuadros, encontramos hasta un pequeño futbolín “Con el que pasaba los ratos muertos. Pero ahora es solo un recuerdo, polvo, infancia”. Tener al señor Piqueras delante nos inquieta y agrada a partes iguales. Esta no será una entrevista al uso, de hecho, la entrevista comenzó desde que subíamos los escalones. Todo aquí respira arte por los 5 costados y todo nos sorprende. Me quedo atónito mirando una bandera de Gran Bretaña sobre un botijo bastante antiguo, un llavero con cara de indio colgando del techo, las paredes moradas con recortes de prensa pegados (muerte de filósofos franceses y demás clichés), un circo de plastilina, libros, dibujos de brujas, cassettes tirados por el suelo (Sobre todo de música Soul)…

¿A quién le debes todo esto?

Francamente, a mi madre. Como diría Rosalía de Castro. Mi madre potenció y me animó, con su alma y sentido del humor, a que yo desarrollara lo único que creo, nos acompaña el resto de nuestra vida: la creatividad. Fui un niño creativo y flaco. Y todavía sigo siendo las dos cosas, creo que siempre seré igual. Hay gente que dice que es feliz siendo libre, pero para mí, la libertad sin creatividad, como la fuerza sin control, no sirve de nada.

¿Vendes mucho?

Lo suficiente para querer dejar todo, todos los días. Lo que más vendo son pantalones en la tienda de ropa de aquí abajo. La gente prefiere un retrato de enamorados, la cuesta de no sé qué, el castillo de no sé cuántos y lo peor es que ellos miden el arte conforme a cuánto se parece a la realidad. Yo les digo que lo que les gusta es la fotografía, que también es un arte, pero que tiene muy poco que ver con la pintura. Al menos, bajo mi opinión. No, no vendo mucho. Las cosas que me quieren comprar son las únicas que no quiero vender. Del resto sí, de hecho tengo como reto, que cada uno de vosotros tengáis un cuadro mío en vuestro salón.

¿Qué quieres ser de mayor?

Supongo que preguntáis esto, Germán, por la edad mental que aparento delante de la gente. Te equivocas, pero te responderé: quiero ser actor, quiero tener algo que ver con el mundo de la Comunicación Audiovisual, carrera que quiero estudiar, con el periodismo o con la psicología. Creo que, realmente, me apasionan demasiadas cosas y ninguna a la vez. Pero no me limito a contemplar y quiero ser actor. Preferentemente de teatro. Me atonta demasiado cómo huelen esos lugares, los telones rojo oscuro, ver a la gente como lo que es: uno. Todos somos uno. Y en el teatro te das cuenta de ello.

¿Qué música escuchas para crear?

Me parece ridículo que me preguntes eso. La música no es importante. Cada mañana, cuando me levanto tengo nuevos “ídolos” (Germán nos indica que marquemos las comillas en esta palabra, señalando con su dedo índice lleno de pintura negra). La música que me gusta la amo y la odio, a veces ya nunca regreso a ella. Pero no es importante la música que escucho para mi proceso de creación. Hay gente que, como yo, escucha Julio Iglesias para pintar y nuestras obras no tienen nada que ver. Supongo que a cada uno nos afecta de una manera la voz de Julio. (Media sonrisa)

¿Piensas que el alcohol y determinadas drogas pueden ayudar a crear más o mejor?

Ni más ni mejor. La droga destruye. Edgar Allan Poe o Bob Marley eran niños brillantes y creativos y, entonces, no se drogaban. Ambos murieron jóvenes y muchas veces, equivocadamente, se les atribuye el hecho de que se drograran o emborracharan a su calidad artística y yo pienso que no tiene nada que ver. Es una leyenda urbana. Algo que mata neuronas no puede ayudar sino a morirte. Quizás lo que te haga ser más creativo es ser consciente de que la muerte está más cerca y ello, esas prisas, te hagan crear lo que quieres dejar como legado antes de que el enterrador enyese tu agujero. Y esa conciencia por la muerte sí que es posible que te la ofrezcan las drogas. Pero también el miedo, el amor y todas esas cosas que no podemos tocar. Lo intangible, que diría un pretencioso.

¿Qué es España para ti?

España… (se queda pensando mientras mira detenidamente la bandera de Gran Bretaña)… España… creo que esa pregunta debería hacértela yo a ti. Porque no la sé y no quiero responderte con tópicos de filósofos como “Una casa de putas”, “Algo en lo que no me reconozco”, “Mil Reinos de Taifas”. Almodóvar (director al que considero intragable) decía que, en una entrevista, uno siempre intenta decir y pensar continuamente cosas que los demás no, luchas por ser diferente en cada pregunta. Es en lo único en lo que estoy de acuerdo con ese manchego de “oro”. España es un estado de ánimo, el alma de Europa, la alegría, la luz y el sol. España significa “Tierra de Conejos”. La tierra inventada de la que siempre me sentiré parte, aunque no crea en las patrias o, directamente, piense que nuestra patria es el mundo. Es muy bonito seguir a tu país en unos JJOO, Mundiales, etc…

¿Saldremos de la crisis?

¿Cuándo?

Antes de lo que imagináis. No tenemos nada que ver con Grecia. Nosotros somos bretones-mediterráneos. España es algo más que Calpe.

Germán, momentos antes de que comenzara el partido del Barça

¿Qué esperas de la vida?

Morir mañana. Solo así consigo levantarme de la cama esperanzado.

No podrías vivir sin…

Nolotil, Diazepán, Algidol, gotitas para la alergia, conexión WIFI, los Barça-Madrid, las personas que viven en mi casa y algún amigo con el que puedo decir las cosas más importantes de la vida: las tonterías.

¿Cuántos premios has ganado?

Sin contar el de dibujo de la Educación Vial de 1993, ninguno. Pero anímicamente muchos. Cada latido de mi corazón es un premio.

¿Tienes algún objetivo en la vida?

Aprender a respetar antes de los 30.

¿Cómo es tu mujer ideal?

Rubia. O morena. O pelirroja. La que se deje, Fran, la que se deje. (Aquí parodia a “Enrique Pastor, concejal de juventud y tiempo libre” de la serie “La que se avecina”).

Gracias por tu tiempo, dentro de algún tiempo volveremos a entrevistarte (hablo en plural porque siempre me siento periodista y lector, unísonamente).

Germán se queda enfrascado en una nueva obra y yo abandono su estudio, cerrando la puerta. No quedando, de esta manera, nadie dentro. Pienso detenidamente qué me pasa por la cabeza para haber hecho esto y de repente, me acuerdo que el Barça juega a las 9. Y se me olvida todo.

 

Germán Piqueras

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s